Compartir

Johnny Depp se podría haber metido en un lío debido a unas declaraciones que realizó mientras estaba en el Festival de Glastonbury este jueves en la presentación de la película 'The Libertine' en la que participa. El actor bromeó con la posibilidad de asesinar a Donald Trump, el presidente de Estados Unidos. 

El actor siempre ha sido muy crítico con Trump. Ya desde la campaña electoral del presidente, Depp comenzó a bromear y criticar a Trump llegando a asegurar que “necesita ayuda”

Durante la presentación de la nueva película en la que participa, el actor comenzó a preguntar a los asistentes por Donald Trump: “¿Cuándo fue la última vez que un actor asesinó a un presidente?”. Inmediatamente después de pronunciar estas palabras el actor se apuró aclararlas: “Esto va a aparecer en la prensa y será horrible. Se trata solo de una pregunta, no estoy insinuando nada

Debido a estas polémicas declaraciones el FBI podría intervenir ya que en Estados Unidos estas insinuaciones podrían ser un delito. 

Numerosos medios aseguran que los comentarios del actor podrían referirse al asesinato del presidente estadounidense Abraham Lincoln en 1865 por el actor John Wilkes Booth. 

Aunque Johnny Depp no ha sido el primer famoso en bromear con el asesinato del presidente. La cantante Madonna bromeó con hacer estallar la Casa Blanca y Snoop Dogg en un vídeo musical disparó contra un muñeco con la cara de Trump.