Compartir

La Fiscal de la Sala de la Criminalidad Informática ha pedido que las autoridades correspondientes les remitan los tuits ofensivos que a lo largo de estos días se han producido tras la muerte de la modelo Bimba Bosé. Analizarán todos estos mensajes para poder conocer si se ha producido algún delito de odio, tipificado en el Código Penal en el artículo 510.

El mensaje que dejó su tío, Miguel Bosé, en su cuenta personal de Twitter provocó numerosas respuestas, algunas de ellas con un gran contenido ofensivo e incluso homófobo. Ante estos comentarios, gran parte de los usuarios decidieron apoyar a la familia de Bimba en estos duros momentos, llegando a convertirse en trending topic a nivel nacional.

Este proceso penal sería bastante complicado ya que, si se determina que sí se ha cometido algún tipo de actividad delictiva, sería la persona ofendida la que debería interponer la denuncia.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha exigido la investigación de los mensajes que se distribuyen en las redes sociales, que podrían contener un alto contenido ofensivo y ser tratador como un delito de odio. También ha querido reforzar la labor que hizo su partido al endurecer las penas que conllevan este tipo de delitos.