Compartir

La fama tiene un precio, a veces, demasiado alto. Esto mismo debe estar pensando Park Jae-Sang, más conocido como PSY, intérprete que se hizo popular con su Gangman Style y que ahora tiene graves problemas con el alcohol, además de sufrir depresión y estrés, precisamente por no saber gestionar su popularidad.

El intérprete de origen coreano ha reconocido recientemente en una entrevista al Sunday Times que tiene serios problemas con la bebida. “Si estoy feliz, bebo, si estoy triste, bebo. Si está lloviendo, bebo, si hay sol, bebo, si hace frío, bebo“, relata.

Su dependencia del alcohol está ligada a la presión a la que estaba sometido en el momento álgido de su carrera (su video Gangman Style es el más visto de la historia de Youtube) y que le ha generado un estrés constante: “A veces no me sentía feliz porque sabía que iba a ser la canción más importante de mi vida y no volvería a estar en la cima nuevamente“.

Park Jae-Sang se suma así a la lista de famosos cuya fama les ha superado.