Compartir

Lady Gaga desveló hace unos años que fue víctima de una violación a los 19 años. Ahora, la artista ha aprovechado una visita a un centro de acogida de jóvenes homosexuales en Nueva York, que ha quedado recogido en Twitter, para compartir las terribles secuelas que le dejó aquel episodio.

La cantante sufre estrés postraumático, y que desde entonces lucha contra ese desorden mental. “Tengo una enfermedad mental. Sufro desorden postraumático. Nunca lo había dicho antes”, contó frente a las cámaras del programa Today Show dedicado a la bondad y a la ayuda de personas. 

“Viví cosas terribles. Ahora, después de una larga terapia física y mental puedo reírme de aquello”, confesó la diva del pop. 

Para seguir adelante, Lady Gaga explica que siguió “como si nada hubiera pasado” y lo mucho que le ayuda la meditación para calmarse. Además, explica que “la bondad que me han mostrado médicos, familia y amigos es lo que realmente ha salvado mi vida”.