Compartir

Toño Sanchís y su entorno más cercano llevaban tiempo advirtiendo de la existencia de unos mensajes en los que la familia de Belén Esteban y el exrepresentante hablaban sobre la colaboradora de Sálvame. Con estos mensajes, Sanchís pretendía demostrar que la familia tan idílica que vende Belén no es real, que sus hermanos la critican a sus espaldas. 

Ha sido en 'El programa de Ana Rosa' donde Jano Mecha ha podido leer algunos de los mensajes que se intercambiaron desde el año 2012 a 2015. El reportero de Telecinco ha asegurado que estos folios “tienen la firma del notario y están clasificados por fecha, hora y destinatarios. Tiene mensajes de la madre de Belén, de su hermano, de Mariví… Todos han sido aportados en respuesta a la demanda de Belén. Se siente avalado por estos mensajes para demostrar la relación que tenía con Belén y demostrar que ella tenía un absoluto descontrol de sus cuentas“.

Además, estos mensajes pretenden “poner en el punto de mira a Miguel como elemento discordante en esa familia como persona 'non grata' para la madre de Belén y su hermano, como persona que llega y destruye el entorno de Belén”. 

Según estos mensajes, el hermano de Belén dijo a Toño Sanchís: “Esta se preocupa en dejar dinero a todo el mundo, por buscar trabajo a la Mariví en Paracuellos, pero a nosotros nada […] se preocupa por todos menos por su familia, mi hijo como si no existiera”.

En cambio, Antonio Rossi aseguraba que Toño miente y que Belén Esteban ha asegurado que esos mensajes no existen.