Compartir

Rocío Flores Carrasco tiene una relación nula con su madre. Tan nula que ni siquiera estaba invitada a su boda, que se celebró la semana pasada entre grandes fastoss. Ahora rompe su silencio y habla para la revista Lecturas sobre su mala relación: Que cada uno sea feliz, y ya está”.

Rocío Flores, que vive con su padre, Antonio Flores, desde que alcanzó la mayoría de edad, no ha escondido nuca los problemas con su madre, si bien nunca se han desvelado los motivos por los que ambas han llegado a esta situación. En redes sociales son habituales las frases duras para con Rocío Carrasco y su familia. Frases comoquien mucho se ausenta, pronto deja de hacer falta“. 

O hace pocos días, en alusión directa a la actual pareja de su padre: “Mi madre se llama Olga“.

Con quien sí mantiene una estrecha relación es con su tía Gloria Camila, quien tampoco se lleva bien con su hermana. Gloria Camila tampoco estuvo invitada al enlace.

Rocío Flores Carrasco no esconde su dolor: “Si me necesitas, si me quieres, si de verdad te importo, aquí estaré”, publicó recientemente en redes sociales.