Compartir

Barack Obama ha enseñado a sus hijas la necesidad de ganarse la vida desde bien jóvenes. El presidente de los Estados Unidos ha aceptado que su hija comience a trabajar a los 15 años en un lugar en el que gran parte de la población de su país ha estado en alguna ocasión.

Según publican los medios locales, Sasha, la hija pequeña de Barack y Michelle, de 15 años, ha empezado a trabajar como cajera en un resturante Nancy's situado en la exclusiva isla de Martha's Vineyard, en el estado de Massachusetts, zona en la que suele veranear la familia cada año.

Al parecer, Obama está encantado de este nuevo trabajo de su hija, ya que es un sitio al que le encanta ir a comer. Además de atender a los clientes que acuden a Nancy's, Sasha también se dedica a limpiar las mesas del local y prepara el restaurante a la hora de la apertura para los frenéticos almuerzos, tal y como relata el diario 'Boston Herald'.

Los medios locales aseguran que la joven ha tratado de pasar lo más desapercibida posible, con una gorra que le tapaba gran parte del pelo y que apenas le dejaba ver la expresión de la cara e incluso se identifica en la 'chapita' que lleva cada trabajador con su nombre completo, Natasha, en vez del popular 'Sasha'.

Un equipo de agentes secretos que sigue habitualmente a Obama se encuentra franqueando el local, algo que hizo sospechar a varios clientes fidedignos de ese Nancy's del noroeste del país. “Nos estábamos preguntando por qué había seis personas ayudando a esta chica, pero después nos dimos cuenta de quién era”, señalaba uno de ellos.

Eso sí, esta aventura laboral de Sasha terminará pronto, ya que en los próximos días la menor se sumará al resto de la familia Obama en las vacaciones planeadas en la zona.