Compartir

María Palacios ha hablado tras la polémica que envuelve a su marido, el conde Lequio, acusado de ponerle los cuernos con Olvido Hormigos. “Estamos tranquilos. El escándalo no ha afectado a nuestro matrimonio”, ha dicho tras la supuesta infidelidad.

Palacios, en la recta final de su embarazo, está a punto de dar a luz en el Hospital Nisa Pardo de Aravaca. Será niña y se llamará Ginevra.

La mujer del conde Lequio no esconde, no obstante, el disgusto que le ha provocado convertirse en el centro del culebrón del verano. “Estamos, lógicamente, disgustados, unidos y con muchas ganas de que nazca nuestra hija”.

Lequio, por su parte, insiste en que la historia es completamente falsa. “La historia es falsa. De lo que no ocurrió no puede haber pruebas”. “Mi mujer está conmigo y eso es lo único que me importa”, dijo Lequio desmintiendo todas las informaciones que lo señalaban como desleal a su esposa, en El Programa del Verano espacio en el que colabora.