Compartir

Charlar y bromear con él es sencillo, parece que forma parte de su día a día, aunque no descarto que de vez en cuando se coja el cesto de las chufas y se enfade como todo el mundo. Hablamos de todo pero con su hija Daniella se le cae la baba, llevará mal lo de que tenga novio. En su nuevo trabajo, “Amor de los dos” cuenta colaboraciones musicales de ídolos de infancia que ahora son amigos, ¡cómo es la vida! 

'Amor de los dos', pero, ¿sabes que ahora se habla del poliamor? 

Uf, muy complicado. Cualquier pareja es muy complicada porque el ser humano tiende a ser egoísta por eso las parejas que funcionan son las que se ponen a ellos mismos en un segundo lugar. Es un lío con dos, mejor no aumentarlo. Puede ser divertido en algunas ocasiones, no te digo que no, pero… 

¿Se puede querer a dos mujeres a la vez con dice Bambino? 

Sí, yo amo a mi mujer y a mi hija con absoluta pasión. 

No es lo mismo. No querrás a tu hija igual que a tu mujer, digo yo. 

No, hombre, desde luego que no, a mi hija es a la que más quiero. Uno aprende lo que es amar cuando es padre, el amor real, puro, verdadero e infinito es a los hijos, las relaciones pasan por diversas etapas, más pasión, romanticismo… luego hay amor, cariño, debe haber más cosas con el paso del tiempo. ¿Crees que con 70 años es la pasión lo que rige en la pareja? 

Dices que hay que ceder, ¿en qué cedes tú? 

En todo, siempre doy la razón, nunca la tengo yo. (Exagera) 

¿En tu casa sois tan payasos como parecéis en las redes sociales? 

(Ríe) ¡Y hay cosas que no puedo subir! Somos unos padres divertidos. Yo quiero que la vida de mi hija sea “como un circo que alegraba siempre el corazón” (canta la canción) Tiene que reír y soñar, la vida es tan dura que ya le tocará sufrir, hay que generar una infancia con brillantina, como le gusta a ella.

  David, eres consciente de que algún día Daniella tendrá novio, ¿no? 

(Se levanta de la silla) ¡Hemos terminado la entrevista! (Reímos) ¿Mi hija con novio? Mi hija no va a tener novio. Siempre hago la misma broma, porque me dice “papá, te quiero, siempre voy a estar contigo. Eres el hombre de mi vida”. Y que eso cambie me va a dar pena, pero lo que quiero es que sea feliz. 

Cuando vaya a recogerla su novio en moto… 

No, no. En moto no, en coche y con alguien precavido, ya vigilaré yo…

Uy, qué mal lo vas a pasar tú cuando crezca. 

Y es que encima, si ves a mi hija con sus ojos verdes lo guapa que es, guapa como la madre. Más preciosa no puede ser. 

Qué bien tener familia que te ayude en el trabajo, ¿verdad? 

Pues sí, porque tengo confianza en ellos, que van a gestionar todo con honradez y que van a mirar siempre por mí por encima de su propio interés. 

Tienes 34 años, ¿cómo llevarás la vejez? 

¡Muy bien! Siempre bromeo con las patas de gallo y eso, lo peor sería no cumplirlos. Mira, me estás saliendo unas canitas por aquí… 

Las canas están bien. 

¿Molan, no? Al final a las mujeres os ponen mucho… (Reímos) A las mujeres os gustan los hombres hechos y derechos, espero estar convirtiéndome en eso. 

Ya hace 15 años que fuiste a OT, ¿te arrepientes de algo? 

Hombre, he cometido muchos errores de los que he aprendido, pero bueno, en general siempre he intentado hacer todo con el máximo corazón posible. 

¿Qué es lo que más te ha sorprendido del mundo de la música una vez dentro? 

Que mis ídolos se conviertan en amigos y admiradores míos. 

¿Por ejemplo? 

Todos los que han colaborado conmigo, como Alejandro Fernández siempre me dice que le gusta mi forma de cantar. Es precioso porque gente como él ha hecho que yo sea cantante. O no sé, Emilio y Gloria Estefan siempre que vienen a España me llaman. 

¿No te parece alucinante decir mis amigos Emilio y Gloria? 

¡Claro que sí¡ Yo voy a su casa a cenar, le regalé a su hija su primera guitarra, charlar con Chayanne o Ricky Martín en Miami… Hace poco yo no formaba parte de todo esto y ahora veo todo el respeto que hay. Son personas igual que tú y que yo, los cantantes solo tenemos un talento que hemos aprovechado y conectamos con el público, no hay más. 

¿Qué harías si esto acabara? 

Disfrutar del recuerdo, aunque espero que no pase, voy a luchar por cuidar a mi público. 

El público es mucho más fiel que el de las mujeres, ¿no? 

Las mujeres sois así de divinas, los hombres somos más olvidadizos. Los fans deben cuidar a su público, yo puedo hacer las cosas muy bien pero si nadie viene a mis conciertos, ¿para qué? 

¿Cómo llevas las críticas? 

Son necesarias para aprender, la destructiva es insultar y a esto no hago caso. 

A la prensa, del 1 al 10, ¿cuánto la quieres? 

Un 8. Hay cierta prensa que solo le gusta sacar la parte negativa, esa me molesta, pero la prensa que comunica me gusta y es necesaria.