Compartir

El pequeño Nicolás ha sabido rentabilizar su paso por 'Gran Hermano VIP'. Según las cifras a las que han tenido acceso medios como 'El Mundo', el joven, que aseguró en su momento haber formado parte del CNI, ha ganado cerca de 300.000 euros, algo que junto a los negocios que tiene entre manos le han hecho cambiar su vida y trasladarse a las Islas Canarias donde empezar de cero.

La información que publica el diario de Unidad Editorial asegura que Fran ha tirado la casa por la ventana, alquilando un piso de lujo en el edificio Woermann, uno de los más exclusivos de Las Palmas y con vistas a la playa de las Canteras, la más representativa de la ciudad canaria. Una vivienda por la que paga unos 3.000 euros de media al mes y que no descartaría comprar próximamente.

En ella, el pequeño Nicolás dispone de tres amplias habitaciones, muebles de diseño y numerosos dispositivos controlados por domótica. Además, 'El Mundo' destaca que hay “estanterías con whisky de primer nivel” y que habría contratado una empleada del hogar para que la casa esté lo más limpia posible.

Eso sí, Fran también necesita salir de casa y respirar aire fresco. Por ello, el veinteañero dispone de un chófer que le mueve por toda la isla y de un jet privado con el que habría acudido a Tenerife, por ejemplo, en varias ocasiones.

En la actualidad, el pequeño Nicolás está centrado en varios de sus negocios, entre ellos, la apertura de un restaurante en Las Palmas, una productora de televisión en Gran Canaria, una empresa de aceites ecológicos en Badajoz que lleva a distancia o incluso, probando fortuna en el mundo de las ginebras.

Negocios que no le están yendo mal y que podrían recibir una inyección económica si termina de cerrar su participación en un programa de televisión del grupo Mediaset. ¡Casi nada!