Compartir

Marta Ortega, la hija de Amancio Ortega, dueño de Inditex, se ha sumado a la moda de otras 'celebs' como Isabel Preysler, Penélope Cruz o incluso el propio Enrique Iglesias acudiendo a un lujoso centro de belleza del barrio de Salamanca (Madrid) para someterse a un tratamiento que ronda los 400 euros.

En él, a la heredera del imperio Zara le han aplicado una crema con componentes 'milagrosos' que incluye ácido hialurónico, extractos de caviar y diamantes. Sí, algo barato, tal y como se puede comprobar.

'Vanitatis' cazó a Ortega entrando el pasado lunes al centro Massumeh, donde al parecer acude habitualmente. La hija del empresario gallego acudió camuflada, con gafas grandes, su típica coleta, vaqueros y la cara lavada, algo muy importante a la hora de someterse a este tipo de tratamientos.

Según apuntan expertos en la materia, esta crema o tratamiento permite lucir un cutis limpio de impurezas en apenas segundos. Una técnica muy utilizada por los famosos para acontecimientos importantes como bodas o exclusivas con revistas y platós de televisión que llevan utilizando en los últimos 15 años.