Compartir

La madre de Mario Biondo revolucionó las redes sociales hace unos días, tras publicar en su perfil de Twitter una imagen de su hijo muerto. En la polémica imagen se ve el cadáver del cámara de televisión tal y como fue encontrado por la Policía, en la casa que compartía con Raquel Sánchez Silva en Madrid.

La familia del italiano nunca ha dejado de luchar para demostrar que fue asesinado y no se suicidó como asegura el forense. Sin embargo, muchos creen que Santina Biondo ha superado todos los límites y desde que compartió la foto en Twitter no han parado de lloverle las críticas.

“El hambre de justicia es lo que hizo que publicara la imagen de mi hijo”, ha explicado la madre de Biondo al diario El Español.

Lo que buscaba al publicar esa dura fotografía era “abrir los ojos a la opinión pública española porque en Italia nadie le ha dado credibilidad a la pantomima del suicidio”.

A pesar de que el forense señaló que Mario Biondo se había suicidado, recientemente han salido a la luz los informes de dos forenses italianos que apuntan a que en la muerte del marido de Raquel Sánchez Silva hubo una tercera persona implicada, es decir, que fue asesinado.