Compartir

El caso de la muerte de Mario Biondo, marido de Raquel Sánchez Silva, vuelve a estar de actualidad. Y es que, el diario La Vanguardia ha tenido acceso a un dossier que recoge dos informes firmados por dos forenses, en los que se habla de que en su muerte habría intervenido una tercera persona.

En uno de los informes del dossier aparece una reconstrucción recreada a ordenador de cómo se encontró el cadáver de Mario Biondo, y señalan que la única explicación posible para este caso es que fuera asesinado.

La familia de Biondo, que lleva luchando desde su fallecimiento para demostrar que no se trata de un suicidio, ha presentado este dossier en la fiscalía de Palermo (Italia) a través de sus abogados. Además, han pedido que el forense Paolo Procacianti sea suspendido. Según él, no han evidencias de que en la muerte del cámara de televisión intervinieran terceras personas.

Los forenses que firman estos dos informes que señalan que Biondo pudo ser asesinado son Maurizio Cusimano y Corrado Cugno. Según apuntan las tesis de ambos, la posición del cuerpo en la que encontraron a Biondo sería incompatible con el posicionamiento voluntario de una dinámica suicida. También señalan como otra de las principales claves que el surco que el cámara tenía en el cuello no es compatible con el “agente lesivo individualizado en la pashmina”.