Compartir

Bobby Brown, exmarido de Whitney Houston, ha revolucionado las redes sociales al confesar en una entrevista con la cadena estadounidense 'ABC' que ha mantenido relaciones sexuales con un fantasma que habitaba en la casa que adquirió en Georgia hace años.

“Compré esta mansión, un lugar realmente escalofriante. Me desperté y, sí, un fantasma. Estaba siendo cabalgado por una fantasma (…) Eso sí, no llegué a acabar del todo, reconocía el cantante de hip-hop. Según ha explicado Brown, esa extraña situación solo ha ocurrido una vez en su vida y “no creo que se vuelva a repetir”.

En esa entrevista, el exmarido de la cantante ha reconocido que llegó a pegarla en alguna ocasión cuando ella se encontraba bajo el efecto de las drogas. No obstante, él ha rechazado que sea un “maltratador”. “Nunca he sido un hombre violento con las mujeres todo eso es mentira (…) Los últimos años que pasamos juntos fueron terribles. Es cierto que nunca hubo un momento de normalidad en nuestra relación pero decidíamos seguir juntos”, concretaba.

En las memorias que ha publicado recientemente Bobby Brown, llamadas 'Every Little Step, el intérprete ha asegurado que los problemas de drogas y alcohol acabaron con su matrimonio, arrastrando a Bobbi Kristina hasta la muerte. “Whitney solía encerrarse en una habitación durante horas para consumir todo tipo de sustancias mientras Bobbi, que era un bebé, estaba en el cuarto de al lado mientras le daba de comer la niñera”, sentenciaba.