Compartir

La instrucción a Leo Messi y su padre, Jorge Horacio, por un supuesto fraude a Hacienda de 4,1 millones de euros entre 2007 y 2009, comienza en la Audiencia de Barcelona. Hace tres años, el jugador del Barcelona declaró ante la juez que “yo confío en mi papá, que es el que lleva mis cosas, y lo que él me dice lo hago”, tal y como desvela 'El Periódico'. 

“No miro los contratos, no sé lo que firmo”, declaró después de que le preguntaran si leía el contenido de los papeles que firmaba. Sobre sus sociedades también dijo algo parecido, ya que “yo aunque me entere de eso no entiendo nada”

En un momento del juicio, la instructora le pidió a Messi que, por favor, hablara un poco más alto, a lo que él respondió que “no sé, es mi manera de hablar”. La Abogacía del Estado pide para el blaugrana una pena de 22 meses y medio de cárcel por fraude fiscal.