Compartir

La separación de Amber Heard y Johnny Depp está siendo más que sonada. Después de que la actriz solicitara el divorcio tan solo unos días después de que la madre del actor falleciera, el caso se retuerce y se vuelve mucho más negro. “Me ha maltratado reiteradamente. Tengo miedo”, dijo ella, que ya ha conseguido una orden de alejamiento contra él hasta el próximo 17 de junio. 

Las imágenes de Heard son totalmente espeluznantes y en ellas se la ve la cara totalmente magullada y con moratones. Al juez le contó que Depp le lanzó un teléfono móvil contra la mejilla y el ojo durante una pelea. “Johnny me tiró del pelo con fuerza cuando intenté levantarme del sofá. Continuó gritándome, estirándome el pelo, golpeándome y cogiéndome la cara con violencia”, declaró la joven. 

“He soportado un abuso verbal y físico excesivo por parte de Johnny, que ha incluido enfados, hostilidad, humillaciones, amenazas y asaltos cada vez que he cuestionado su autoridad o me he mostrado en desacuerdo con él”, dijo la actriz, que ha contado que los malos tratos son reiterados desde su relación comenzó en 2011, durante el rodaje de 'Los diarios de Ron'. 

Heard ha acahacado su comportamiento a su adicción a las drogas y el alcohol mientras que la ex de DeppVanessa Paradis ha salido en su defensa diciendo que es una persona “sensible, cariñosa y amable”. También su primera esposa, Lori Anne Allison, y su hija, han dicho que jamás pegaría a nadie.