Quantcast

El novio de Kate Moss se tira por la ventana después de sufrir alucinaciones

Nikolai von Bismarck, de 29 años, conquistó el corazón de la polifacética Kate Moss hace meses. La relación, por el momento, va viento en popa pero la modelo está preocupada por lo que ocurrió hace unos días con su chico. El fotógrafo alemán, un importante aristócrata criado en Londres, sufrió la pasada semana un incidente que le ha obligado a ingresar en una clínica de rehabilitación.

Según informa 'The Sun', von Bismarck se lanzó por una de las ventanas de la casa de campo que posee la modelo en Cotswolds (Inglaterra) como consecuencia de ataque de alucinaciones que sufrió en ese momento. “Vio una estatua en el jardín y pensó que era un intruso, así que se lanzó para perseguirlo”, confesaba un testigo al diario británico.

Nikolai, al que la prensa del país califica como “bebedor de sangre”, después de asegurar que había ingerido sangre de vaca de una tribu africana en uno de sus reportajes fotográficos, ha protagonizado ya varios incidentes que obligaron a Kate Moss a pedir a unos compañeros que vigilaran sus pasos en uno de sus múltiples viajes a Canadá.

Estos problemas del fotógrafo no han hecho que Kate Moss pierda la ilusión por la relación, siendo ella la que está sufragando los gastos de la clínica de rehabilitación en la que está ingresado su chico. “Kate ha dicho que no puede estar con él cuando se encuentra así y que necesita esa locura fuera de su vida”, explica una fuente cercana a la pareja.

La vida sentimental de Kate Moss ha estado siempre marcada por las incidencias. En 2011, la modelo se enamoró de Pete Doherty, cantante propenso a drogas y adicciones, algo que hizo que fuera pillada por los paparazzi en un estudio de grabación musical esnifando una sospechosa sustancia blanquecina.

Comentarios de Facebook