Compartir

Hace unos días Beyoncé era noticia por el lanzamiento de Ivy Park, su propia marca de ropa deportiva, que no ha tardado en verse envuelta en una enorme polémica.

Según publica The Sun, la ropa de esta firma se hace en una fábrica de Sri Lanka llamada MAS Holdings, que está relacionada con el magnate Sir Philip Green, que se ha visto envuelto en numerosas polémicas.

En este caso, según el diario británico para fabricar la ropa de la firma de Beyoncé se emplea mano de obra esclava. Al parecer, las costureras que hacen las prendas de Ivy Park solo ganan 4,30 libras al día (unos 5,50 euros) y trabajan en unas complicadas condiciones durante 60 horas a la semana.

Una operadora de máquinas de coser de 22 años aseguró que le resulta imposible sobrevivir con su sueldo mensual, que es de 87,26 libras (alrededor de 110 euros), más o menos la mitad del sueldo medio de Sri Lanka (164 libras, 110 euros). “Todo lo que hacemos es trabajar, dormir, trabajar, dormir”, ha explicado la joven. A pesar de todo, la ley establece el salario mínimo en 13.500 rupias (81 euros).