Compartir

Ana Duato e Imanol Arias están siendo investigados por el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno por delitos fiscales y blanqueo de capitales. Ambos actores están relacionados con varias sociedades opacas en empresas que están siendo investigadas, tal y como publica El Español. 

Los protagonistas de Cuéntame eran clientes de un bufete de abogados en Madrid llamado Nummaria, que ya ha sido intervenido por la policía, quien ha detenido a cuatro personas, entre ellas, su dueño. El despacho podría haber creado sociedades para que sus clientes no declararan a Hacienda todos sus ingresos. 

El juez que lleva el caso y la Fiscalía Anticorrupción han bloqueado las cuentas de Duato y Arias, que serán investigados por delitos fiscales al ser responsables de estas empresas. 

Al parecer, según informa el diario de Pedro J. Ramírez, las cuentas tenían su sede en Londres pero se gestionaban desde Costa Rica. El nombre del actor aparecía en documentos desde hace años, además de la productora que gestiona la actriz junto a su marido y creador de Cuéntame, Ganga Producciones

Imanol Arias ya apareció en los Papeles de Panamá por tener una sociedad offshore en el país de Niue, considerado paraíso fiscal, y admitió tener relación con ello porque era una forma de ahorrar dinero que ya estaba tributado en España. 

El despacho Nummaria ha sido intervenido después de que la Policía y Hacienda descubrieran un fraude fiscal de 15 millones de euros, dentro del marco de la Operación City, después de que abrieran hasta 110 empresas opacas a través de Mossack Fonseca, el despacho del que han salido todos los Papeles de Panamá. 

El bufete de abogado cuenta con numerosos clientes famosos, aunque no todos estarían relacionas con blanqueo de capitales, como Joaquín Sabina o Isabel Gemio. De momento, solo son sospechosos Duato y Arias.