Compartir

Kiko Rivera e Irene Rosales han sufrido este jueves un robo en su vivienda de Madrid, según ha explicado Kiko Hernández en 'Sálvame'. En concreto, el colaborador del programa de Telecinco apunta que los cacos desvalijaron la casa aprovechando la ausencia del DJ y de su pareja para llevarse dinero en efectivo, televisores de plasma, relojes y varios ordenadores.

El robo, que ha sido denunciado en una comisaría por los afectados, preocupa al hijo de Isabel Pantoja, no ya por los 2.000 euros que le han sustraído, sino porque en los ordenadores robados había fotografías comprometidas del propio Kiko con Irene, su prometida y la madre de su hija Ana. Kiko Hernández asegura que no desean “bajo ningún concepto” que esas imágenes vieran la luz.

Las fuentes de la investigación señalan que los ladrones tenían muy clara a la víctima y los objetos que realmente buscaban, es decir, no era una banda criminal que quería cosas de valor porque dejaron muchas joyas en la vivienda.

Ante este peculiar argumento que se ofrece sobre lo ocurrido, Carlota Corredera, ex directora de 'Sálvame Deluxe', ha señalado que podría tratarse de un ajuste de cuentas por deudas que el DJ no habría saldado con los cacos. Kiko Hernández lo ha negado pero sí que baraja la posibilidad de que los implicados sean conocidos del hijo de Isabel Pantoja.