Compartir

Desde que el pasado mes de marzo se le concediera la libertad condicional, Isabel Pantoja parece estar invirtiendo su tiempo en la preparación de un nuevo disco. Lo primero que ha hecho en uno de estos permisos es acudir a una clínica para someterse a dos operaciones estéticas. Al parecer, la cantante quiere estar radiante en su regreso a los escenarios. 

Por otro lado, la sevillana se ha convertido en el fichaje estrella de Universal Music, la que fuera su casa profesional en los años previos a sus problemas judiciales. 

A pesar de que la discográfica no ha proporcionado datos (ni de la fecha de presentación del álbum, ni detalles de la gira, ni lo que cobrará por actuación), en el mundillo musical se habla de una cifra clara. Según han asegurado fuentes extraoficiales de la discográfica a Vanitatis, “Isabel cobraba hasta 70.000 euros hace dos años, antes de entrar en la cárcel. Ahora mismo la cifra de ese nuevo contrato está en los 80.000

Aunque por otro lado, otros medios aseguran que la oferta es de 1,5 millones de euros por quince actuaciones en Latinoamérica (100.000 euros por actuación).

Pero para poder salir de España y cumplir con sus compromisos profesionales, Isabel Pantoja necesitará obtener un permiso del Juez de Vigilancia Penitenciaria.

Pero volver a los escenario no es el único plan que tiene la tonadillera. Pantoja estaría dispuesta a contar su historia dentro de la cárcel a modo de memorias, por el que pide el caché millonario de José Bono. Y es que la petición económica no baja del millón de euros.