Compartir

Hugh Jackmann ha tenido que hacer valer sus entrenamientos cinematográficos como súper héroe para rescatar a su hijo de la olas en la playa de Bondi (Sydney).

El actor se encontraba disfrutando de un día de playa en familia en su ciudad natal cuando escuchó los gritos de su hijo Oscar, de 15 años, arrastrado por al corriente.

Jackmann, que es un gran deportista y aficionado al surf, acudió a los gritos de su hijo adolescente y le ayudó a salir del mar junto con los socorrista de la playa. También ayudó a otros bañistas desprevenidos. Medios australianos captaron y publicaron el momento en el que les ayuda a salir del agua mientras los socorristas advierten a los presentes de que no conviene bañarse en esas condiciones.