Compartir

La actriz Amy Schumer ha dejado completamente boquiabiertos a unos camareros tras dejarles una generosa propina de, nada más y nada menos que, 1.000 dólares.

Schumer acudió este fin de semana al teatro Richard Rodgers de Nueva York para ver 'Hamilton: An American Musical', la obra de Lin-Manuel Miranda, y parece que disfrutó mucho del espectáculo. La joven pasó la velada acompañada de su novio, su hermana y un grupo de amigos, y visitaron los camerinos y se hicieron fotos con los actores.

Sin embargo, el momento más sorprendente de la noche llegó un poco más tarde… Y es que, cuando salieron del teatro fueron a tomar algo a un bar cercano y en el momento de pagar la cuenta, que era de 77 dólares, Amy Schumer decidió dejar 1.000 dólares más de propina.

Desde luego, este gesto de la actriz pilló por sorpresa a los trabajadores del local, y una de ellas incluso fotografió el recibo que dejó la protagonista de 'Y de repente tú', y lo ha compartido en las redes sociales para mostrar su incredulidad y como muestra de agradecimiento a Schumer.