Compartir

La ausencia de Belén Esteban en 'Sálvame' tiene una explicación. La colaboradora ha decidido cogerse unos días libres y disfrutar de la Semana Santa lejos de España. En este caso, Belén ha cambiado Benidorm por el Caribe, donde ha viajado con su 'Migue' y con su hija Andreíta.

La de San Blas ha subido numerosas instantáneas en Instagram donde muestra que está relajándose en las playas paradisíacas de la zona, acompañada de dos de sus personas más importantes: su pareja y su hija.

“Tan a gustito con mi chico”, “De vacaciones” y “Feliz” son algunos de los comentarios que ha dejado la colaboradora de 'Sálvame' en su cuenta de Instagram con fotografías que denotan el buen ambiente familiar que hay entre Belén, Andreíta y Miguel. 

Las imágenes que ha subido Belén a la red social recuerdan mucho a los posados veraniegos que hacía en su día Ana Obregón, algo con lo que han ironizado muchos tuiteros.

Muchos seguidores de Belén Esteban aseguran que el viaje podría suponer un regalo de bodas anticipado para ambos si finalmente se dan el 'sí quiero' a finales de año. Otros, en cambio, señalan que ha sido el escape necesario para que la ex de Jesulín desconectara del foco polémico que había protagonizado en los últimos meses con su manager, Toño Sanchís.