Compartir

La portada de la revista 'Dime' cuenta este lunes con Iker Casillas y Sara Carbonero como grandes protagonistas, ya que la pareja podría estar pasando uno de sus peores momentos, tanto por motivos personales como profesionales.

Lo cierto es que la primera temporada en Oporto del portero madrileño no ha sido como esperaba. En el plano deportivo los resultados del club portugués no son buenos e incluso su presidente, Pinto da Costa, habría calificado el fichaje de Iker Casillas como “un absoluto fracaso”, según apunta 'El Confidencial'. Por eso, contando además con su elevada ficha, parece que la continuidad en Oporto está en el aire.

Tampoco estaría especialmente contenta Sara Carbonero en esa parcela. La publicación señala que el negocio que abrió la periodista con su compañera y amiga Isabel Jiménez, también de Telecinco, no ha obtenido por el momento los resultados que ambas esperaban.

Por otro lado, la pareja tampoco guardaría gran relación con los padres de Iker Casillas. Según relata 'Dime', padre e hijo no se hablan y en la 'separación económica' los progenitores se habrían comprometido a no hablar ni de la vida privada del futbolista ni de sus negocios.

Por todo ello, parece que Sara Carbonero no aguantaría más en Oporto y estaría pensando en un posible cambio de aires para recuperar la estabilidad perdida.