Compartir

Tania Llasera no puede más. Ha explotado, y no es para menos. La presentadora sube a sus redes sociales muchísimas fotografías de cómo está llevando estos primeros meses de su recién nacido y el otro día compartió una de cómo había quedado su barriga después de la cesárea. Evidentemente, muchísima gente aplaudió que mostrara cómo son las mujeres después de dar a luz, aunque siempre están los que juzgan y no son capaces de asimilar que una mujer tenga curvas, chichas y sea a la vez perfecta. Es así de triste. 

Llasera se ha sentido muy dolida con muchos de los comentarios y ha colgado una imagen en la que explica que está cansada de todos los mensajes que le escriben por mostrar con naturalidad su día a día, su cuerpo y su peso. 

“De verdad que no pretendo ser incendiaria pero cada foto que publico por nimia que sea se tuerce y retuerce buscando la vuelta de tuerca o la malicia y me resulta cansino, menos mal que tengo sentido del humor a toneladas que sino algun@s me volvéis loca(pq sí leo todos los comentarios). Ya sé que #criticar en éste país es deporte nacional y que mi profesión y yo misma me expongo, pero ya empieza a ser algo heavy lo de los debates, enzarzamienros y gente gris que piensa que piensa mal y cree que acierta en los comentarios de mis fotos. Es penoso, y al menos hoy #diainternacionaldelamujer deberíamos darnos crédito ( y sobre todo entre nosotras) o el beneficio de la duda como mínimo. No sé qué más decir, excepto que tengo una vida fuera de rrss, doy pecho, duermo siestas pq de noche no duermo mucho y hasta hago la colada, o voy al súper o trabajo. Y no puedo ni quiero dar ya más explicaciones. Basta”, ha sentenciado.