Compartir

Después de cinco nominaciones, ganar un Oscar merecía una gran celebración y eso fue lo que hizo Leonardo DiCaprio tras hacerse con la ansiada estatuilla. Tras la gala, el actor acudió a un restaurante del West Hollywood, según recoge la web TMZ, a disfrutarlo junto con amigos y conocidos.

En el vídeo publicado por TMZ, se puede ver al actor llegando a un restaurante tras la gala, donde tuvo tiempo para hablar, beber, fumar… ¡Y olvidarse de su Oscar!

Una vez terminada la celebración, y como puede verse en las imágenes, el protagonista de 'El Renacido' abandonó el local escoltado por miembros de seguridad entre una gran multitud que se agolpaba a las puertas del restaurante para felicitarlo por su galardón.

Cuando ya se encontraba en el interior del coche y estaba todo a punto para partir, un miembro del personal del restaurante salió corriendo del interior para entregarle a DiCaprio su estatuilla

Tanta alegría y celebración había hecho olvidar por un momento al actor que se había convertido en el Mejor Actor Principal de los Oscar 2016. Afortunadamente, todo quedó en una anécdota.