Compartir

Solo unos meses después de llegar Iker Casillas y Sara Carbonero a Oporto vuelven a revivir la misma pesadilla que en Madrid, con toda la opinión pública y los medios de comunicación en contra del portero por sus errores y actuaciones durante los partidos. El enfado que tienen los aficionados desde que le 'colaran' un gol en el último partido, por el que se ha ganado el mote de 'manos de mantequilla', es increíble y lo han pagado con su pareja. 

Todo ocurrió cuando la periodista estaba de compras por la ciudad portuguesa y varios hinchas le empezaron a insultar a voces diciéndole “¿quién te creíste? ¿La nueva Victoria Beckham?” y “vaya malo que es tu marido”, según una radio local de Oporto. El vergonzoso momento no afectó demasiado a Carbonero, que decidió seguir a lo suyo y no entrar en el juego. 

Estas provocaciones llegan también después de que el entrenador, Julen Lopetegui, haya sido destituido, y es que todo apunta a que fue por fichar a Casillas. También se ha presentado una querella contra el agente de la FIFA que negoció el traspaso del guardameta, lo que incrementa los problemas de la pareja. Los medios portugueses también se han dedicado a echar la culpa de los males del equipo a la presentadora, aunque ella hace oídos sordos a tales palabras necias.