Compartir

Desde luego, que Charlie Sheen anunciase hace unos meses que tenía VIH fue todo un bombazo. Sin embargo, las últimas declaraciones que ha hecho al respecto del tratamiento que está probando actualmente tampoco han dejado indiferente a nadie.

El polémico actor vuelve a estar en boca de todos después de confesar en el programa 'The Dr. Oz Show' que está siguiendo una terapia alternativa para su enfermedad en México. Lo hace bajo la supervisión de Sam Chachoua, un doctor que no tiene licencia para ejercer en Estados Unidos.

A través de una entrevista telefónica, Chachoua explicó: “Cuando Charlie llegó a mi consulta lo primero que hice fue sacarle sangre e inyectármela y. Después le dije: Si no sé lo que estoy haciendo, los dos estamos metidos en un buen lío”.

Charlie Sheen explicó que dejó de tomarse sus antivirales y apostar por una terapia alternativa después de que una analítica confirmase que los niveles del virus en la sangre habían subido.

El actor aseguró que no rechaza de manera permanente el tratamiento tradicional, y que tampoco recomienda a nadie que haga lo mismo que él. “Me presto a mí mismo como un conejillo de indias”.

Sin embargo, también confesó que por el momento se siente genial y que no tiene miedo. “¿Estoy arriesgando mi vida? ¿Y qué? Yo nací muerto…”.