Compartir

Lindsay Lohan ha protagonizado en un bar de Manhattan un incidente que ha mostrado su xenofobia y que ha provocado la ira de un gran número de usuarios de las redes sociales. La revista 'OK Magacine' acusa a la actriz de haber tenido una fuerte discusión con un camarero negro al que le escupió en la cara y empezó a imitarle con un acento africano en señal de burla.

“Esto es Nueva York, tú no eres de aquí”, le recriminaba Lohan una y otra vez. Al parecer, el conflicto se produjo después de que la actriz y su hermana Ali, con la cual iba acompañada, entraron al local para ir al baño sin consumir nada. Allí se tiraron más de 20 minutos, provocando una larga cola entre los clientes.

Eso provocó la entrada en acción del joven de color negro, quien les pidió educadamente que salieran de allí. La actriz y su hermano empezaron a gritar, dando la nota y haciendo muecas y gestos ofensivos al resto de clientes, según asegura 'OK Magacine', antes de salir por su propio pie del recinto.

No contenta con el espectáculo mostrado, Lindsay Lohan decidió dar el chivatazo de lo ocurrido a un amigo, el cual acudió unos minutos más tarde del suceso al local para amenazar al chico. Finalmente, un grupo de agentes policiales se tuvo que personar en el bar para evitar males mayores después de la provocación en toda regla que cometió ese día la joven modelo. ¡Menudo espectáculo!