Compartir

Lamar Odom ve la luz después de estar un largo tiempo en un túnel sin salida. Después de haber estado a punto de morir tras ser hallado inconsciente en un burdel de Nevada por una fuerte sobredosis de alcohol y drogas, el exjugador de baloncesto ha sido dado de alta del hospital de Los Ángeles en el que llevaba ingresado los tres últimos meses.

Según informan los medios locales, Odom será trasladado en las próximas horas a un centro de rehabilitación de Malibú para poder desintoxicar su cuerpo de los estupefacientes consumidos en los últimos meses y que pueda asimilar de mejor forma las secuelas físicas que han provocado estas en su persona.

Khloe Kardashian, hermana de la conocida 'celeb', se ha convertido en el apoyo fundamental para que Odom saliera de esta situación tan crítica. Primero, paralizó la demanda de divorcio vigente para “estar a su lado” en los momentos tan difíciles que ha tenido que afrontar y después ha pagado los gastos de manutención del hospital y ha sido la encargada de buscar un lugar cercano a la vivienda de la pareja para que pueda acudir a la rehabilitación.

Este acercamiento de Khloe al exjugador de los Lakers no tiene nada que ver con su historia de amor, la cual parece “acabada”, según señalan portales estadounidenses. La propia celebritie así lo ha reiterado en numerosas ocasiones.