Compartir

1Ser representante de estrellas es un trabajo muy, pero que muy, goloso. Está de moda y es que todo e

Ser representante de estrellas es un trabajo muy, pero que muy, goloso. Está de moda y es que todo el mundo conoce a los más famosos, como el de Belén Esteban, Toño Sanchís, que ahora está protagonizando un jugoso culebrón del corazón, o Jorge Mendes, el más poderoso del mundo del fútbol. Cualquier cosa que dicen ellos va a misa y los artistas confían en ellos hasta límites insospechados. Pero, ¿cómo se llega a ser uno de ellos? ¿Se gana mucho dinero con esta profesión? Evidentemente, depende de la persona a la que representes, pero no todo es moco de pavo o hacerte de oro, también se necesita un mínimo de conocimientos que te contamos. Ya sabes, si quieres meter la cabeza en esto, podrías tener dinero a final de mes asegurado. Haz contactos y amigosSiempre se dice que 'quien tiene padrino se bautiza' y en este trabajo más aún. Hay que tener muchos amigos o conocidos que se manejen bien dentro de este mundillo, sino mal apaño tiene. Tampoco quiere decir que haya que haber nacido con contactos debajo del brazo, se pueden hacer siendo un poco como 'el pequeño Nicolás'. Puedes empezar autoinvitándote a todas las fiestas de 'celebs' o entregas de premios, o hacerte un blog a ver si te acreditan. Poco a poco hay que ir metiendo la cabeza, así que échale un poco de morro. Los cargos a los que tendrás que acercarte serán los de publicistas, comerciales, estilistas, promotores… en resumen, los miembros de los equipos de los famosos que trabajan con ellos. Cuando ya tengas relaciones buenas y solidificadas con ellos, esperemos que la base de datos sea grande y se actualice a menudo.

Atrás