Compartir

Antonio Banderas y Melanie Griffith ya están oficialmente divorciados. Un juez de Los Ángeles ha ratificado la separación de ambos actores, terminando un largo proceso judicial que se inició el pasado mes de junio de 2014.

'TMZ', conocido portal digital de Estados Unidos', asegura que el acuerdo entre ambas partes ha sido dificultoso pero que finalmente se ha consensuado que Griffith reciba una pensión mensual de 60.000 euros como compensación.

En el año 2004, Banderas y Griffith se dieron el 'sí quiero' en 1996 con un régimen de separación de bienes, situación que modificaron ocho años más tarde gracias a un “contrato postnupcial” en régimen de gananciales.

Esa modificación provocó que Banderas se quedaba con el dinero generado antes de esa fecha pero que posteriormente los beneficios entre ambos se repartían.

Melanie Griffith no percibirá únicamente dicha manutención de 60.000 euros, la actriz también se quedará en propiedad con la vivienda que tenían ambos en Colorado durante el invierno. Un cuadro de Picasso y otras pinturas del mexicano Diego Rivera han sido otras de las fortunas que han ido a parar a la actriz.

Su otra residencia, situada en Los Ángeles, ya fue vendida en verano por 14 millones de euros. ¡Casi nada!