Compartir

El físico de las modelos siempre está expuesto a debate. La última en convertirse en el centro de atención de las redes sociales ha sido Bridget Malcolm, una de las jóvenes de moda en el mundo de las pasarelas que forma parte del selecto grupo de los ángeles de Victoria's Secret.

Malcolm no dudó en presumir en su perfil de Instagram de un conjunto de color amarillo en el que se le marcan todas las costillas y los huesos, algo que ha suscitado un gran número de comentarios.

“Estoy extremadamente en forma y sana, y no soy ni remotamente anoréxica”, asegura Malcolm en Instagram. De esta forma, la modelo, que ha debutado este año el famoso desfile de lencería, ha querido defender el trabajado duro que ha tenido que hacer en los últimos meses para lograr este “cuerpo”. “Estoy orgullosa, no soy la más curvilínea pero soy una mujer que tiene todo el derecho de tener el aspecto que tengo. Quizá hoy mires en tu interior y te preguntes por qué sientes la necesidad de criticar a extraños en internet por su cuerpo”, zanja el ángel de Victoria's Secret.

Sus peculiares métodos han generado una gran polémica, ya que ha entrenado sin parar durante los últimos meses, iniciando una agresiva dieta vegana e intensivas sesiones en el gimnasio que podrían no haber sido tan beneficiosas como ella esperaba. Además, no ha dudado en criticar a la gente que no ve que la comida “daña su organismo y el medio ambiente”.

Además de su colaboración con Victoria's Secret, Bridget Malcom ha participado en desfiles de otras prestigiosas firmas como Polo Ralph Lauren, Burberry, Hugo Boss o Tommy Hilfiger.