Compartir

Ariana Grande vivió el pasado fin de semana una anécdota que jamás olvidará. Durante una gala de Halloween en la que iba con un terrorífico disfraz para presentar su single 'Focus', que forma parte del nuevo álbum que saldrá a la venta en 2016, la cantante recibió el ataque de un teléfono móvil que voló desde el público hasta el escenario, lugar en el que se encontraba haciendo una entrevista.

“¿Alguien me acaba de lanzar un teléfono? Esto es muy peligroso”, aseguraba sorprendida la cantante cuando el móvil le golpeó en el pie. Una vez lo cogió, añadía con cierta ironía y mirando al público: “¿Qué pasa si se te rompe la pantalla?”.

Ni corta ni perezosa, la cantante decidió preguntar uno por uno a todos los fans que se encontraban en las primeras filas. Finalmente, Ariana Grande averiguó de quien era el teléfono móvil, ya que su dueño tuvo valor y dio la cara diciendo que era suyo.

“Gracias chicos, os quiero”. Así de amable fue la cantante cuando le entregó a su 'fan' el iPhone que le habían lanzado. No sabemos si se le habrá roto la pantalla pero desde luego no le tendrá mucha estima después de haberlo lanzado de esa manera…