Compartir

Las redes sociales son capaces de divulgar una mentira como si se tratase de una verdad. Son muchos los famosos que han vivido su propia 'muerte' en Twitter, donde miles de usuarios lamentaban la supuesta trágica noticia e incluso su nombre se convertía en tendencia. Debe resultar extraño presenciar cómo en el universo del pajarito te dan por muerto, cuando estás tan vivo como siempre.

La última celebrity en presenciar esta insólita estampa es Avril Lavigne. La cantante canadiense ha sido protagonista de miles de comentarios por su falsa muerte y de una teoría conspiratoria que ha ganado fuerza en las últimas horas.

El origen de este bulo lo encontramos en una entrada de un blog creada en 2011, donde aseguraban que Avril Lavigne había fallecido en 2003, pero que la noticia no había trascendido a los medios de comunicación porque su identidad había sido suplantada. En concreto, se hablaba de que la 'nueva' la cantante en realidad era una actriz llamada Melissa Vandella.

La historia, más propia de un guión de Hollywood, terminaba reconociendo que el relato sobre Avril Lavigne era falso, pero que simplemente trataba de demostrar lo sencillo que resulta propagar mentiras en Internet.

Pese a esta última advertencia y la antigüedad de la entrada, muchos han sido los usuarios que se hacían eco y daban incluso veracidad a esta teoría. Por suerte, otros tuiteros no se dejaban engañar y simplemente se reían de la última falsa muerte de la red.