Compartir

Hugh Jackman se encuentra promocionando su último estreno, la adaptación estrella del clásico 'Peter Pan'. La película, que está prevista para el 9 de octubre en España, ha servido para conocer uno de los lados más íntimos del actor australiano.

En una entrevista con la revista Parade ha desvelado que su madre lo abandonó con 8 años. ¿Por qué? El actor no ha querido concretar esa incógnita aunque sí que ha explicado cuánto le influyó personalmente la ausencia de su progenitora. “Yo era volátil. Mi ira no salió a flote hasta los 12 o 13 años. Mis padres se estaban reconciliando y no lo hicieron. Yo tenía esperanza de que fuera así pero nunca ocurrió”, concretaba Jackman.

Esa difícil infancia continuó durante la adolescencia, una etapa que califica como “una tormenta perfecta de hormonas y emoción”. ¿Cómo la controlaba? Gracias al deporte. El rugby era mi vía perfecta de escape. Jugando mi rabia salía, una rabia que identifico con la de Lobezno”, explica el actor.

Además del deporte, Jackman asegura que la fe se convirtió en un pilar fundamental para superar el abandono de su madre. “Crecí en un ambiente muy religioso y eso sin duda me ayudó”, justifica el intérprete de 'Pan'.

Después de todos esos métodos que asumió durante toda la adolescencia, el actor explica que la primera vez que subió al escenario le cambió la vida. “Fue una sensación indescriptible. Soy más dentro de él que fuera. En la actuación encuentro felicidad, calma y alegría”, añade el actor.

Veremos cómo reciben los críticos cinéfilos la última película del actor, filme en el que colabora con Rooney Mara, Amanda Seyfried o Levi Miller.