Compartir

Mariló Montero cumple su primer mes en televisión después de su adiós temporal por descanso y su vuelta ha sido de todo, menos tranquila. Después de recibir fuertes críticas durante la celebración del Toro de la Vega, la presentadora de 'La Mañana de TVE' visitó 'Alaska y Mario' para dejar grandes momentos a su paso.

La promoción del cuarto episodio de la nueva temporada de 'Alaska y Mario' apuntaba que sus momentos estelares “prometen convertirse en virales”, y nada más lejos de la realidad. Mariló llegó a casa del matrimonio y no tuvo reparos en confesar que “me dormí en directo”.

Sí, como algún que otro político en los asientos del Congreso, el rostro más polémico de la pequeña pantalla dio una pequeña cabezada en el espacio 'Saber Vivir' y mientras recibían una llamada telefónica.

Según recoge 'Vertele', Mariló narró cómo fue ese incómodo momento, “como con una película a la hora de la siesta, con la babita por aquí”. Además de aderezar la historia con su característica risa, Mario Vaquerizo no pudo resistirse a bromear con el nombre del programa y convertirlo en “Saber dormir”.

Pero ahí no quedó concluyó la anécdota de Mariló, ya que la presentadora se aventuró incluso a escenificar cuál fue su reacción cuando le advirtieron por el pinganillo: “Mariló, que te has dormido”.