Compartir

Rodrigo Rato y su pareja, la periodista Alicia González, son marido y mujer desde que el pasado 9 de septiembre se dieran el sí quiero en secreto e la finca que posee el ex vicepresidente del Gobierno en Carabaña, según publica el diario ABC. 

A la boda civil asistieron unas 50 personas, aunque entre ellas no había ningún miembro del Partido Popular. Entre familiares y amigos, la pareja se casó al sureste de la capital madrileña en la más estricta intimidad y de la mano de un sacerdote que terminó la ceremonia con una misa. 

La mujer de Rato, Alicia González, lució un vestido blanco crudo y él un traje oscuro con camisa blanca, según cuenta uno de los asistentes a la mencionada publicación. En medio de toda la crisis judicial que se torna contra el ex presidente de Bankia, la relación entre ambos no se ha tambaleado, sino todo lo contrario. Después de quince años juntos, se han casado en secreto tras un verano de lo más movidito para Rato.