Compartir

Este sábado, Paul Walker, el actor conocido por su paso por la saga de 'Fast and Furious', hubiera cumplido 42 años. Sin embargo, un fatídico accidente de tráfico le privó la vida en noviembre de 2013. Pese a ello, su huella sigue muy presente y tanto sus amigos como compañeros en la película de acción no le olvidan tan fácilmente.

Uno de los homenajes más bonitos que ha recibido en estas últimas horas el difunto actor ha sido la de su hija Meadow. La adolescente de 16 años, que ha tenido que digerir esa muerte en una edad un tanto complicada, ha publicado una fotografía en Instagram que ha sido muy compartida por los seguidores de Paul Walker.

En ella, aparece la propia Meadow de niña junto a su padre, muy joven aunque con esos ojos azules que tanto le caracterizaban.

Reflexionando sobre mi padre y sus pasiones. Su pasión por el océano, su pasión por el rescate de animales, su pasión por ayudar a la gente y su pasión por la buena voluntad”, reza el texto que acompaña la imagen.

Meadow ha aprovechado esa publicación para anunciar a todo el mundo que va a iniciar los trámites para crear una fundación que defienda el océano, y que lleve el nombre del actor, algo que al propio Paul Walker le apasionaba y que tenía en mente crear en el futuro.

La relación entre Meadow y su padre ha sido siempre muy buena y el propio actor, semanas antes de su muerte, aseguraba que era “una de las mejores cosas que le habían pasado en la vida”.