Compartir

Tori Spelling, conocida por su papel en la serie 'Sensación de vivir', ha vuelto a saltar a la primera línea de la prensa rosa tras pillarle los paparazzis con la cara totalmente quemada a la salida de una clínica estética. El diario 'Daily Mail' ha publicado las fotografías de la cara de la actriz, cinco meses después de que se cayera en una parrilla en un asador de Los Ángeles y le causara quemaduras de tercer grado en el brazo y parte de la espalda. 

Spelling tiene el rostro completamente desfigurado e irreconocible tras someterse a tratamientos para la piel que pasan desde la exfoliación química y depilación de cejas hasta una dermoabrasión. Parece que, de momento, no le han dado los resultados que esperaba.

Aunque ella nunca se ha escondido que todos conozcan sus tratamientos de belleza, ha pedido a los medios de comunicación que dejen de hablar sobre ello porque le causa “migrañas”.

Después de su accidente en el asador, ha decidido demandar al restaurante por la gravedad que le produjeron las heridas, por las que tuvo que asumir gastos médicos y pérdida de salario. Su marido, Dean McDermott, aseguró que necesitaba injertos de piel desde entonces. 

Y no es la única vez que la actriz ha tenido que lidiar con los escándalos en torno a ella. El año pasado tuvo que ser ingresada por presentar síntomas parecidos a los del virus del ébola, aunque Spelling desmintió la noticia y aseguró que solo era una bronquitis y neumonía.