Compartir

El matrimonio entre Gisele Bündchen y Tom Brady podría estar a punto de terminarse después de que la niñera de Ben Affleck y Jennifer Garner haya aireado algunos trapos sucios de la pareja, incluida una posible infidelidad por parte de él. 

La modelo y el deportista están pasando por una grave crisis en su relación y es que ella misma se estaría planteando pedir el divorcio después de seis años. La chispa que ha prendido la llama ha sido una foto de la niñeraChristine Ouzounian, junto con los cuatro anillos de la Super Bowl de Brady, algo que no ha sentado nada bien a Bündchen

No se conoce si la polémica Christine ha mantenido algún tipo de relación con el jugador que vaya más allá de la amistad, pero lo que está claro es que está derribando los pilares de muchas parejas de la alta esfera rosa estadounidense.