Compartir

La huella que dejó en el año 2011 Amy Winehouse tras su muerte es difícil de borrar. La cantante, ganadora de seis premios 'Grammy' y encargada de dar vida al soul, falleció como consecuencia de una intoxicación etílica- eso es al menos lo que determinó la autopsia- pero poco a poco se van conociendo más detalles de lo que rodeaba el día a día de la artista británica.

En una entrevista emitida en el Canal 7 de la televisión australiana, Mitch Winehouse, padre de la cantante, ha desvelado que “Amy pensaba que estaba embarazada justo antes de morir”. “No debería hablar sobre esto, pero ella creyó que estaba embarazada de su pareja de aquel entonces, Reg Traviss, confiesa su padre.

Mitch destaca que “ambos iban a casarse” y que tenían pensado formar una familia juntos. “Iban muy en serio (…) Amy quería casarse lo antes posible porque pensaba que esperaba un hijo”, justificaba Winehouse.

Además de aclarar esta información sorprendente, el padre de la desaparecida artista ha aprovechado para criticar la película realizada sobre la vida de Amy, la cual ha calificado de “inexacta”.

Para intentar limpiar la imagen de su hija- muy dañada, según él mismo, por los medios de comunicación- Mitch trabaja codo con codo junto con el propio Reg Traviss para intentar realizar un documental “más personal” sobre la figura de Amy Winehouse.