Compartir

Pese a que muchos empezaron a conocer a Miley Cyrus gracias a su etapa como 'chica Disney', poco queda ya de esa niña que dio sus primeros pasos en televisión gracias a Hannah Montana, el personaje estrella con el que consiguió varias nominaciones a los Emmy y los BAFTA.

Lejos ya de esa etapa pasada, Miley Cyrus ha aprovechado una entrevista con la revista 'Marie Claire' para lamentar ese papel que le hizo famosa.

“Durante tantos años es difícil seguir los consejos que te dicen cómo debes ser (…) Desde que tenía 11 años, todo el mundo gritaba 'eres una estrella del pop' y eso significa que debes ser rubia, tener pelo largo y vestir con una ropa que tú no quieres, afirma la cantante.

Sin embargo, ese no fue el mayor problema ocasionado por convertirse en Hannah Montana. Las exigencias físicas provocaron que Miley Cyrus llegara a padecer dismorfia.

“Estaba hecha para aparentar ser alguien que no era, algo que probablemente me causo dismorfia porque tuve que estar guapa cada día durante mucho tiempo, y luego, cuando estaba en pleno show me decía '¿quién demonios soy'?”, confiesa a 'Marie Claire la exchica Disney.

¿Es este pasado como 'Hannah Montana el que ha provocado que Miley Cyrus sea una chica completamente diferente al resto de cantantes? ¿Por eso es tan atrevida en los escenarios y no se corta ni un pelo cuando tiene un micrófono delante? Parece que los tiros van por ahí…