Compartir

España ya tiene representante para la próxima edición de Miss Universo. Carla García, una joven canaria de 25 años, es la elegida para luchar por la corona en un certamen de belleza que tiene candidatas, pero no fecha ni sede para su celebración.

En la gala celebrada en el Starlite de Marbella, eran quince las jóvenes que buscaban representar a España en Miss Universo. Tras desfilar primero con unos vestidos dorados de corte bajo, después en traje de baño y por último en vestido de noche, fue finalmente Carla García quien conquistó al jurado del evento por su belleza y atractivo natural.

Desiré Cordero, representante española en Miss Universo 2014, le entregó la corona a su sucesora y le dio un consejo: “Que sea ella misma”.

A pesar de sus medidas, la modelo no enfoca su carrera profesional exclusivamente al mundo de las pasarelas. A sus 25 años, la canaria es licenciada en medicina, profesión que ejerce en la actualidad, y habla tanto inglés como alemán.

Pero Carla García no es precisamente conocida por su historial académico. La joven saltó a la prensa del corazón mucho antes de conquistar este certamen, cuando era la pareja sentimental de Álvaro Morata, jugador de la Juventus y canterano del Real Madrid.