Compartir

La portada de la revista 'New York' es simple.No tiene grandes alardes ni necesita de la ayuda de Photoshop. Sus protagonistas son mujeres, 35 para ser exactos, sentadas en una silla, una junto a la otra y en blanco y negro. Lo verdaderamente importante es lo que cuentan en su interior: Sus historias y sus denuncias de abusos sexuales contra Bill Cosby.

Cada una de ellas pone voz y rostro a testimonios que hasta ahora no habíamos escuchado. Un amplio reportaje, con un trabajo detrás de más de seis meses, que recopila las historias de 35 supuestas víctimas, a quienes el actor y protagonista de 'El show de Bill Cosby' las habría drogado antes de forzarlas para mantener relaciones sexuales.

Leer las 35 historias, una detrás de otra, pone en evidencia que Bill Cosby siempre habría actuado de la misma forma. Conocía a las mujeres, las invitaba a una consumición -bebida en las que aprovechaba para introducir el sedante o droga con las que perderían su voluntad- y las invitaba a subir a su habitación para tener sexo con ellas.

Algo que parecía no importar al actor era la edad de sus presuntas víctimas. La revista recopila testimonios de mujeres con edades comprendidas entre los 30 y 60 años.