Compartir

Mientras que Casillas viaja por Europa con su nuevo equipo, el Oporto, para preparar la próxima temporada, Sara Carbonero ha cogido los mandos de la relación y ha comenzado a buscar vivienda para la familia en la ciudad portuguesa.

No parece que hayan tardado mucho en decidirse Iker y Sara, según las informaciones de 'Vanitatis'. Al parecer, la pareja tiene previsto comprar una lujosa vivienda en una de las urbanizaciones más exclusivas de Oporto, Foz, lugar habitual de los futbolistas portugueses y donde ha residido Casemiro, futbolista del Real Madrid que la temporada pasada jugó el club luso, y que seguro que ha recomendado al portero y a la periodista dicha zona.

Según 'Vanitatis', la nueva residencia de Iker, Sara y el pequeño Martín cuenta con numerosas vistas a la ciudad desde todos los puntos de la casa. Además, dispone de una piscina privada climatizada, chimenea, jacuzzi… ¡e incluso ascensor con el que seguro que trastearía el hijo de la pareja!

Pese a que aún no han tomado la decisión, el portero y la periodista están decididos a residir en esa vivienda de Foz. No está claro, eso sí, si optarían por alquilar o comprar la finca, ya que si Casillas quiere comprobar cómo se adapta al fútbol portugués y si realmente encaja en el equipo en la ciudad.

Sea como fuere, Iker y Sara disfrutarán de una casa adaptada al lujo y a las necesidades de una pareja con repercusión internacional. Por dinero no será y más aun con la oferta que tiene la propia Carbonero de la televisión de Oporto.