Compartir

Sara Carbonero ha dejado su trabajo y su vida en España para irse junto a Iker Casillas a Portugal, país donde el portero jugará la próxima temporada. Mucho se ha especulado de la situación que viviría la pareja tras la salida del club blanco de Casillas. Cada uno había sacado sus propias conclusiones, pero la protagonista, Sara, no se había pronunciado al respecto. Hasta ahora.

Con un post en su blog habitual de Elle.es, 'Cuando nadie me ve', Sara ha querido compartir lo que supone esta difícil situación para ella. No sólo deja aquí a su familia y amigos, sino que también su trabajo, la que ha sido su casa durante seis años. Para ello ha asegurado que “no puedo hacer el informativo diario pero Mediaset seguirá siendo mi casa” dejando claro que esto sólo es un punto y aparte en su vida profesional.

Para los que tenían dudas de si la periodista dejaría su trabajo y acompañaría a Iker en esta nueva etapa de su vida, ella parece que lo tenía claro desde el primer momento. Se trata de “una decisión que tuve clara desde el primer minuto ya que nunca se me ha pasado otra cosa por la cabeza que no fuera estar junto a mi familia en estos momentos”. Dicho esto también reconoce que no es fácil dejar el trabajo, la rutina y el hogar.

La pareja no es de demostrar su amor públicamente, pero parece que la periodista en esta ocasión lo ha tenido claro dejado estas bonitas palabras para demostrarle todo su apoyo. “Hoy tenía que sumarme al aplauso unánime de estos días en los que ha vuelto a demostrar sus valores, su fortaleza, su saber estar, su generosidad, su humildad, su templanza, su nobleza...”

Con la frase “una de las mayores suertes de la vida es compartirla con alguien a quien admiras profundamente. Yo tengo esa suerte” termina esta primera entrada dedicada a su nueva vida.