Compartir

El cantante Harry Styles, uno de los integrantes de la 'boyband' One Direction ha sufrido una aparatosa caída encima del escenario, en un concierto que han ofrecido en San Diego (California)

Los británicos estaban interpretando 'Through the dark' cuando Styles tuvo la mala suerte de perder el equilibrio de tal manera que acabó en el suelo.

¿Que cómo se lo tomó? Pues mientras el resto del grupo no podía evitar reírse de la situación, él le pidió a los fans que si lo habían grabado con sus móviles, que por favor borrasen las imágenes.

Aunque suponemos que su petición fue una simple broma, lo cierto es que no ha tenido mucho efecto puesto que el vídeo está corriendo como la pólvora por las redes.