Compartir

El pasado fin de semana Enrique Iglesias sufrió un accidente en pleno escenario, mientras se encontraba dando un concierto en la ciudad mexicana de Tijuana, y ahora parece que es más grave de lo esperado m inicialmente.

Es habitual que en los 'shows' del cantante español haya drones con cámara incorporada para hacer fotos al público, que luego se proyectan en las pantallas del recinto en el que actúe. Según explicó su manager a través de las redes sociales, es habitual que Enrique Iglesias lo coja para hacer fotos a su público con el fin de ofrecer una visión subjetiva.

En ese momento, algo falló y las hélices del drone le causaron varios cortes en los dedos. El cantante tuvo que recibir asistencia médica de inmediato pero, a pesar de que le recomendaron suspender lo que quedaba de concierto, insistió en seguir al menos media hora más.

Posteriormente tuvo que ser trasladado al hospital, con una gran hemorragia, para ser intervenido. Ahora, según ha informado su equipo a través de Facebook, se ha sabido que el alcance de las heridas de Iglesias en los dedos es peor de lo que se esperaba.

“Su reciente operación se prolongó más de lo esperado porque el daño era mayor de lo que se preveía inicialmente”. Al parecer, sufrió una fractura, de la que también ha tenido que ser tratado, además de la reconstrucción en los dedos.